6 Consejos para la Productividad - Kyo Hexus

6 Consejos para la Productividad

Rendimiento laboral.

Con la cantidad de facilidades tecnológicas que tenemos hoy en día y las modalidades de trabajo, como home office o co-working en línea; es muy fácil que la productividad en nuestro trabajo se vea reducida. Por lo que, es esencial identificar los elementos que influyen en que disminuya nuestra productividad, así como las condiciones que propician que se aumente. 

Asimismo, al identificarse estás condiciones optimas para la productividad, lo más importante es saber implementarlas en nuestro medio de trabajo.Si eres una persona que batalla con mantener tu productividad en su mejor desempeño; aquí te dejamos una pequeña lista de conejos para mantener tu productividad a tope.

  1. Planifica tus jornadas

La manera en la que sacarás el mayor provecho a tu día, es si lo planificas. Dedica unos 20 o 30 minutos del final de tu día, para planificar todas tus actividades y responsabilidades del siguiente día; o planifica tu tiempo por semanas. De una u otra manera, nunca será tiempo perdido, el destinado a la organización. 

Con la organización de tu tiempo, podrás aprovechas mejor tu día, evitando tener espacios muertos de tiempo y ayudándote a definir otro de los aspectos más importantes de esta lista; la priorización de actividades.

  1. Establece el orden de tus actividades por prioridad

Además de realizar una lista de tus actividades y responsabilidades del día, es fundamental que asignes la prioridad de cada actividad. ¿Cuáles son las actividades más importantes del día? ¿Que tareas deben quedar primero? ¿En qué horarios vas a trabajar cada actividades? Establecer horarios por actividades, así como horas límites y prioridad en cada actividad, ayuda a mejorar la productividad y aumentar tu ritmo de trabajo. 

Es recomendable poner las tareas más difíciles, con mayor prioridad en tu lista, de manera que te enfrentes a los retos mayores al iniciar el día, y la cantidad y dificultad de cada tarea se vaya disminuyendo durante el día y no aumentando. Esto es porque, al iniciar tu jornada de trabajo se suelen tener mejores niveles de concentración, estar más descansado y menos estresado, en comparación del final del día. Por lo que, si dejas tareas de mayor dificultad para el final del día, probablemente encuentres más tedioso realizarlas al final de tu jornada laboral.

  1. Evita las distracciones

Aunque estamos rodeados de distracciones por todos lados, el teléfono celular, compañeros de trabajo, nuestros propios problemas y pensamientos, e incluso el mismo dispositivo con el que trabajamos, nuestras computadoras; es de lo más importante, aprender a decir no, y no dejar perder tiempo en miles de distracciones. 

La mejor manera de evitar y mantener al mínimo las distracciones, es primero identificándolas, para poder desarrollar barreras o mecanismos de resolución, y ponerles fin dentro de tu desempeño laboral. Puedes apagar el celular o dejarlo lejos de ti durante el tiempo determinado de una actividad, trabajar con audífonos (si es que la música o un podcast no te distraen) para evitar distracciones de compañeros, solucionar problemas personales únicamente en tus tiempos libres, entre muchos otros métodos; para evitar que las distracciones consuman tu día.

  1. Tomate descansos

Si, los descansos también son validos, y de hecho, hasta necesarios. No puedes trabajar, trabajar y trabajar hasta saturar tu cerebro y tu mente. Es importante que te des breaks y bloques de descanso para descansar tu mente; pero recuerda siempre que estos tiempos de descanso no deben ser para enfocarte en distracciones o procrastinar. 

Una de las recomendaciones más adecuadas, es tomarse descansos únicamente habiendo terminado una actividad y nunca a la mitad de esta; de esta manera no cortarás el hilo o proceso de dicha actividad, y le darás tiempo a tu mente, para prepararse para la siguiente actividad.

  1. Mantén el orden en tu espacio de trabajo

Un espacio limpio y ordenado equivale a niveles más altos de rendimiento y productividad. Si tu escritorio o espacio de trabajo está en orden, y visualmente es un espacio limpio y sin caos; será más fácil para ti y tu subconsciente trabajar sin preocupaciones, o distracciones, de tu propio espacio de trabajo. Además, un zona de trabajo limpia siempre estimulará la concentración durante la realización de actividades. 

  1. Atiende una tarea a la vez

El famoso “multitasking” no siempre es una buena herramienta, pues estamos dividiendo nuestro tiempo, esfuerzo y concentración en varias actividades, deteriorando la atención a cada una de ellas por separado, en lugar de darle nuestra total atención a una sola actividad, una a la vez. Además, muchos estudios comprueban que la manera más productiva de cambiar de una actividad a otra, es dedicarse a una sola actividad a la vez y hacer el cambio únicamente después de realizada dicha actividad. 

Aumentar la productividad individual, es un de los temas más importantes del día de hoy, y algo que te hará ganar puntos como empleado a la hora de aplicar a puestos de trabajo, intentar escalar en tu empresa o incluso poner tu propio negocio. 

¿Qué estás esperando? Implementa estos hábitos en tu rutina diaria y estilo de vida, desde el día de hoy. ¡Aumenta tu productividad! ¿Conoces algún otro consejo para estimular la productividad? ¡Coméntanos!

Fuentes: Entrepreneur, UP Spain

(Visited 21 times, 1 visits today)
Tips
Descargar
Brochure